[ENSAYO] “Quiero parecer hetero”: la relación entre la conciencia masculina de uno mismo, la femifobia y la identidad gay negativa.

“NO FAT NO FEM” es la impresión sobre una camiseta que podemos encontrar en una conocida web dedicada a la venta de ropa destinada al mundo homosexual. “Ni gordos ni femeninos”. Este lema no tiene nada casual, sino que está sacado de cualquier aplicación –tan en alza en estos tiempos– de contacto entre homosexuales, donde las consignas de este tipo con comunes y conocidas entre los usuarios. Con que uno se sumerja en el mundo de internet, premisas del estilo de “busco chico masculino sin pluma” o perfiles con nombres tan pintorescos como “hetero32”, aparecen por doquier. Incluso en la comunidad homosexual existen subgrupos que buscan una autoidentificación y separación del resto del colectivo a través del uso de lo que podríamos llamar una imagen heterosexualizada, la similitud con el llamado “macho”: barba, cuerpo de gimnasio, nada de amaneramiento (HENNEN, 2005). En ningún momento abandonan su faceta de homosexual, pero, al mismo tiempo, se incluyen del grupo para no ser identificados con los otros.

Teniendo reciente una polémica surgida en torno a las declaraciones de Eliad Cohen para Supervivientes 2017, cabe preguntarse hasta qué punto este tipo de preferencias entran dentro de los gustos personales de cada individuo o, más bien, pertenecen a un tipo específico de misoginia confeccionada dentro del mundo gay.

Por Mauro Blunberg

Ensayo completo

Deja un comentario